Aprender a conducir la vida

Lo primero que me dijo mi padre cuando le enseñé el permiso de conducir —rosa e inmaculado en sus inicios— fue que “a ti lo que te han enseñado ha sido a aprobar un examen. A conducir aprenderás ahora”. Y ni corto ni perezoso me metió por las más intrincadas calles del casco antiguo, en …

Aprender a conducir la vida Leer más »